Elementos filtrados por fecha: Octubre 2016

No es fácil hacerlo pero PlayingMath hace varias recomendaciones principalmente para que se les comunique a los Padres de Familia.

1.  Comenzar con diferenciar la mañana de la tarde y de la noche asociando los cambios de luz al paso del tiempo. Asociar la parte del día con el desayuno, la comida o la cena.

2.  Colgar un reloj con manecillas en la recámara de los niños y explicarle que las dos manecillas miden diferentes

3.  Empezar por poner atención en la manecilla de las horas y como su posición nos indica en que parte del día estamos. Al despertarse, cuando van a la escuela los niños, el horario de regreso de la escuela, el momento de ir a dormir, etc.

4.  En paralelo, hay que enseñar a los niños el concepto de 24 unidades, haciendo que cuente objetos hasta el 24. Explicar que el día se divide en 24 horas, que son los movimientos que hace la manecilla grande al rotar 2 veces alrededor de un reloj. 12 horas explican el día y 12 horas explican la noche. El día y la noche son 2 conceptos que forman un día.

5.   Días después explicar que las horas se dividen en minutos y que las personas calendarizamos nuestras actividades y las sincronizamos basados en las horas y en los minutos porque es mucho tiempo el que pasa entre hora y hora.

6.   Comenzar a sincronizar actividades con los niños a ciertas horas. Por ejemplo, vamos a salir el domingo a las 11:00 AM al parque.

7.   Ahora comencemos con los minutos. Enseñar que una hora tiene 60 minutos y que por facilidad, el reloj los divide de 5 en 5 o más fácilmente en cuartos de hora osea 4 grupos de quince minutos.

8.   Practicar con las horas completas y los cuartos de hora. Por ejemplo ahora son las ocho y cuarto, después serán las ocho y medio y cuarto para las nueve. Utilizar el posicionamiento de las manecillas para que entienda y hacer que ellos lo repitan.

9.   Practicar con lapsos de tiempo de 5 en cinco. Medir cuanto tiempo tardan en desayunar, en bañarse, etc.

10.   Finalmente hay que tener una conversación con ellos acerca de enteros y fracciones. Explicar que 24 horas forman un día. Un día es el entero y se divide en 24 fracciones de una hora. Así mismo, una hora es el entero y se compone por 60 fracciones de un minuto cada una.

 

Esta lista solamente propone ideas para motivar a los Padres de Familia a tomar la iniciativa para abrir puertas de diálogo y entendimiento con sus hijos orientándolos a interpretar el mundo que los rodea. 

Publicado en Blog en Español